Vasectomía. ¿Es reversible o definitiva?

¿Has leído o te han dicho que la vasectomía es reversible? Aunque es cierto, es una afirmación llena de matices. Hoy quiero responder de forma detallada a esta pregunta que con tanta frecuencia me hacéis ¿La vasectomía es reversible o definitiva? Vamos a verlo…

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía, como habrás leído por internet o en este mismo blog, es un método anticonceptivo que consiste en la sección o corte de los conductos deferentes a nivel del escroto (la bolsa que recubre los testículos).

Lo que hace es interrumpir «la autopista» que lleva los espermatozoides desde los testículos hasta las vesículas seminales de forma que impide que estos estén presentes en el semen al eyacular.

Esquema vasectomía que muestra el conducto deferente seccionado. Fuente: Timdwilliamson, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Si quieres profundizar en el tema, en este post te cuento todo lo que necesitas saber sobre la vasectomía.

¿La vasectomía es definitiva o reversible?

La idea de la vasectomía es que sea definitiva pero esto no es exactamente lo mismo que irreversible. Me explico…

La decisión de hacerse una vasectomía, debería tomarse sólo cuando deseas una anticoncepción permanente dado que revertirla no siempre es posible. Además, revertirla implica someterse a una segunda cirugía que es compleja y tiene un coste elevado.

Sin embargo, hay un cierto margen para «arrepentirse». Si, tras someterse a una vasectomía un paciente quiere volver a tener descendencia, es posible revertirla mediante una cirugía llamada «vasovasostomía» que consiste en unir de nuevo uniéndolos conductos deferentes que seccionamos al hacer la vasectomía

¿Siempre se puede revertir?

A nivel técnico, siempre podemos volver a unir los extremos seccionados de los conductos deferentes.

Pero debes comprender que una cosa es que podamos volver a unirlos y otra muy diferente es que los espermatozoides vuelvan a circular por esta «autopista» con la suficiente eficacia como para conseguir un embarazo.

Es decir, es posible que la vaso-vasostomía tenga éxito y logre que haya de nuevo espermatozoides en el eyaculado pero que estos no estén en suficiente cantidad o calidad como para fecundar un óvulo y conseguir una gestación.

Factores implicados en la eficacia de la vasovasostomía

Existen una serie de factores que pueden hacer más o menos probable conseguir un embarazo tras una vasovasostomía. Son los siguientes:

Tiempo desde la vasectomía

cuanto más tiempo pase desde la realización de la vasectomía hasta la realización de la vasovasostomía menor es la probabilidad de que estos espermatozoides sean suficientemente «buenos» como para poder fecundar un óvulo. Se estima que el tiempo óptimo debe ser inferior a 10 años.

Técnica quirúrgica y lesiones en tejidos clave

según la técnica utilizada para realizar la vasectomía y según el daño que esta haya producido en los tejidos cercanos, será más probable que la vasovasostomía sea efectiva. Por ejemplo, cuando se afecta la arteria espermática durante la vasectomía, las posibilidades de éxito son menores.

Edad del paciente

A mayor edad menor es la tasa de éxito. Esto ocurre sencillamente porque los espermatozoides pierden «calidad» con el paso de los años. Se mueven menos, tienes más anomalías morfológicas y además son menos numerosos, todos factores relacionados con una menor fertilidad.

Factor femenino: edad y reserva ovárica de la mujer

Este es un tema que a veces se pasa por alto pero que en realidad es de suma importancia.

La génesis de un embrión depende del factor masculino pero también del femenino así que si la mujer tiene problemas de fertilidad que no pueden resolverse, es necesario replantear si la vasovasostomía va a aportar algo.

Hay que tener en cuenta principalmente 2 factores femeninos:

  • Por un lado, la edad. A mayor edad de la mujer menor es la posibilidad de gestación.
  • Y por otro lado, la reserva ovárica que es la cantidad de óvulos «preparados» que tiene la mujer. Obviamente cuanto menor sea la reserva ovárica, menor será posibilidad de gestación.

Destreza y experiencia del cirujano al hacer la vasovasostomía

Como en cualquier cirugía, las manos y la experiencia del cirujano juegan un papel fundamental en la tasa de éxito de la cirugía de repermeabilización de los conductos deferentes.

¿Qué eficacia tiene la reversión de la vasectomía?

Lo cierto es que la efectividad de la recanalización deferencial o vasovasostomía oscila mucho según los diferentes estudios.

Podemos decir que en manos expertas la tasa de éxito se sitúa por encima del 75%.

Sin embargo, cabe recordar que una cosa es volver a tener espermatozoides en el semen y otra muy distinta es que estos puedan fecundar un óvulo ya que, como hemos visto, depende de muchos otros factores.

¿Cómo es la vasovasostomía?

La vasovasostomía es un «técnica microquirúrgica», es decir, requiere del uso del microscópio para hacer suturas milimétricas con la suficiente precisión.

Como te puedes imaginar, es una cirugía técnicamente compleja y relativamente larga (más de 2 horas) por lo que requiere experiencia por parte del cirujano.

Eso sí, es una cirugía poco traumática y con un bajo riesgo de complicaciones y por ello, se suele realizar en régimen de cirugía mayor ambulatoria, es decir, sin necesidad de ingreso hospitalario.

¿Cómo se realiza la vasovasostomía?

Te cuento cuales son los pasos básicos que seguimos.

  1. Realizamos un corte a nivel escrotal y localizamos los conductos deferentes
  2. Cortamos los bordes libres de los conductos deferentes para «refrescar» los márgenes y que vuelvan a tener la capacidad de unirse entre ellos.
  3. Con el uso del microscópio, suturamos los extremos de los conductos y nos aseguramos que la luz (el hueco interior de «la tubería») queda perfectamente abierta para que los espermatozoides puedan circular libremente.
  4. Suturamos los tejidos que rodean los conductos deferentes para evitar fuerzas de tensión que rompan la sutura y suturamos la incisión realizada en sobre el escroto.

Por concepto, la vasectomía debe considerarse una técnica anticonceptiva definitiva, sin embargo esta puede revertirse si cambian los deseos de descendencia del paciente.

Aunque en manos expertas la cirugía tiene una buena eficacia, nunca es del 100% y precisamente por eso, de entrada nunca debería plantearse la vasectomía como una opción temporal.

Ahora bien, si se dan las circunstancia adecuadas (menos de 10 años desde la vasectomía, fertilidad femenina preservada, cirujano experto…) la vasectomía se puede revertir con una eficacia considerable.

Además, hay que tener en cuenta que la tasa de éxito consiguiendo un nuevo embarazo, es superior a la de cualquier otra técnica de reproducción asistida.

Por tanto, en el contexto de una pareja «mujer fértil» – «hombre vasectomizado» que busca descendencia, la opción de la vasosvasostomía siempre debe valorarse como alternativa a otras técnicas de fertilidad como la fecundación in vitro.

*Gracias por leer hasta aquí. Como siempre, si tienes alguna duda o si crees que falta algo de información, déjame un comentario más abajo y estaré encantado de actualizar el texto.

Publicaciones Similares

2 comentarios

    1. Buenas
      Para una consulta online se debe hacer a traves de la pagina web.
      Para una consulta presencial, una consulta en el Centre Urologic Lleida (973282831).
      Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Josep María Auguet Martin. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.